Visita los barcos (o modelos) que, de proa a popa, he construido con mis propias manos en mi travesía como marino de tierra adentro. Con 17 años construí mis primeros modelos, trabajando con mucha audacia y escasos conocimientos.

Con el paso del tiempo he depurado técnica y materiales. Hoy en día los modelos salen de mis manos tras estudiar sus planos e historia, y trabajo con materias primas únicas de primera calidad.

En mayo de 2020 he actualizado la web de popa a proa para que la experiencia de navegar en mi astillero sea más agradable y que resulte muy cómoda.

Te invito a que disfrutes contemplando este trabajo de años. Bienvenido a mi astillero.

Trabajando en mi astillero
Trabajando en mi astillero.

Batel a motor en enramado

Embarcación utilizada en la modalidad de pesca a fondo mediante aparejos de cordel en zonas próximas a la costa. Su eslora varía entre inco y siete metros. Las más pequeñas son apropiadas para la pesca del calamar.

Falúa del almirante a vapor

Falúa a motor inglesa de la primera década del siglo XX. 

Falúa de almirante: embarcación ligera que  presta servicio al Almirante para su traslado del buque a tierra y viceversa.

Rompehielos sueco

Construido en Gotemburgo en 1883/84, empezó sus primeros deberes como rompehielos en 1885.

Para realizar este modelo he utilizado la información y el plano de un artículo de Phil Thomas del libro Model Shipwrigth , Volumen XIII.

Recién salido de mi astillero

Asirio marfil

Realizado enteramente de forma artesanal con pequeños trocitos de marfil procedentes de un regalo que mi amigo Philippe Ragaul, “ivoirier”, tuvo a bien hacerme durante una visita a su taller de Dieppe. 

La dificultad de trabajar el marfil reside en su dureza y fragilidad,  pero compensa el esfuerzo la finura y delicadeza del trabajo una vez terminado. Se podría comparar con el trabajo en boj como dicen los libros, pero existe una gran diferencia del dicho al hecho.

Fecha de construcción: 2020.

Planos: Vicenzo Lusci. Florencia. (Italia).  

Medidas: 20cm. de eslora.

Materiales empleados: marfil, ébano, plata y seda natural para la toldilla.

Ir arriba